Casa Central

Bvar. España 2526

2711 5210

Centro Ombú

Bvar. España 2583

2709 5210

Centro Buceo

Juan M. Espinosa 1369

2613 1808

Centro Harwood

Av. Almirante Harwood 6346 y 6350

2601 7563

Centro Prado

Av. Agraciada 3373

2300 0080

Consejos para viajar en la tercera edad

Es posible que viajar no sea como antes lo hacías debido a la movilidad, salud, temor a complicaciones, la posibilidad de sufrir lesiones por caídas, o tal vez simplemente sientas que no eres físicamente capaz de hacerlo.

Sin embargo, con estos consejos prácticos, podrás hacer que todos los viajes salgan tal y como los habías planeado. Y así viajar, conocer nuevos lugares y disfrutar de unas merecidas vacaciones.

Preparativos y planificación

Planificar un viaje marcará la diferencia. Si viajás por placer, elegí una época del año como finales de primavera o principios de otoño, para que no estés expuesto a temperaturas muy altas o muy bajas.

Haz las reservaciones con anticipación para que obtengas los mejores precios y la posibilidad de elegir los asientos. Si necesitas adaptaciones especiales, llama con tiempo al agente de la aerolínea de modo que puedas viajar con las mejores comodidades y cubran todas tus necesidades o discapacidades.

Medicación e informe médico

Este es un consejo importante que debes tener en cuenta. Siempre debes guardar tus medicamentos en el equipaje de mano, en lugar del equipaje sellado. De esta forma, podrás acceder rápidamente a ellos durante el viaje si es necesario.

Para viajar en la tercera edad, es muy importante que cumplas con el horario de los medicamentos. Al empacar, guarda todos los medicamentos recetados y de venta libre en una bolsa con cierre hermético. Para una organización adicional, separa en un organizador los medicamentos según los días asignados.

Por otro lado, también es importante viajar con la información de la dosis, en caso de que necesites programar una cita con el médico durante el viaje.

Vacunación

Antes de reservar el viaje, debes asegurarte de estar al día con todas las vacunas de rutina (sarampión, paperas, gripe estacional y rubeola MMR). Aunque estas vacunas te hayan sido suministradas cuando eras niño, es importante aplicar un refuerzo ya que tu sistema inmune no es tan fuerte como antes.

Dependiendo los países que planees visitar, puede haber otras vacunas recomendadas, como vacunas para hepatitis, fiebre amarilla, tifoidea o polio. Por esto es importante que programes una cita con tu médico de cabecera, para que te evalúe y aborde cualquier condición médica que pueda afectar tu viaje.

Seguro médico

Aunque todos deberían tener un seguro médico, este es altamente recomendable para viajeros mayores o viajeros con enfermedades crónicas, ya que es más probable que experimenten complicaciones inesperadas antes o después de llegar al destino. El seguro médico te mantendrá protegido durante esos eventos imprevistos y cubrirá el costo de evacuación médica en caso de emergencia.

Ejercicio físico y alimentación

El ejercicio físico antes de emprender un viaje es importante ya que aumenta la energía, protege el corazón, controla los síntomas de enfermedades o dolores y mejora el estado de ánimo y memoria. Antes de viajar (y de manera regular) encuentra actividades que disfrutes y que estén basadas en los cuatro pilares de la condición física (balance, cardio, fuerza y flexibilidad).

Por otro lado, sigue alimentándote de manera balanceada y no olvides llevar algunos refrigerios saludables a mano (frutos secos, frutas, barras de energía, etc.) durante el viaje.

Cuidados frente al calor y al frío

Para viajar en la tercera edad a lugares calientes, es importante que busques un hospedaje con aire acondicionado y que bebas muchas bebidas frías, sin alcohol, sin cafeína y sin demasiada azúcar. Si la ingesta de líquidos es limitada, entonces come frutas que tengan grandes cantidades de agua como manzanas, sandias y melón. Asimismo, mantente alejado del sol durante las horas más cálidas del día, por lo general entre las 10 u 11am, 3 o 4 pm. Y utiliza ropa holgada con telas livianas.

Si, por el contrario, viajas a un lugar frío, asegúrate de usar ropa apropiada para las bajas temperaturas como calcetines, abrigos grandes, guantes y bufandas. Come una dieta balanceada rica en grasas saludables y no olvides hospedarte en una habitación con calefacción.

¿Cómo afrontar los cambios horarios?

Primero debes tener en mente el destino al que viajarás, e ir ajustando tu horario de sueño antes de viajar. Exponte a la luz del día, ya que esta juega un papel importante en la señalización de cuando es el tiempo apropiado para descansar.

Toma bastante agua y mantente hidratado, ya que la deshidratación hace que sea más difícil para el cuerpo adaptarse al nuevo ritmo y al nuevo horario. Asimismo, es recomendable que comas el desayuno o almuerzo cuando aterrices. El cuerpo asocia diferentes alimentos con ciertos momentos del día; aprovecha este fenómeno a tu favor mientras viajas para afrontar los cambios de hora.

Medio de transporte

Para viajar en la tercera edad los medios de transporte más apropiados son los aviones y los cruceros. Los primeros ofrecen un tiempo reducido de viaje y un equipo de seguridad que satisfará tus necesidades. Los segundos, los cruceros, son excepcionales para las personas mayores con restricciones de movilidad porque pueden navegar por el barco con su sillas de ruedas y disfrutar los lugares de interés.

Comentarios cerrados.

Envianos tu consulta

Podés utilizar este formulario para enviarnos tu consulta. Te responderemos lo antes posible.

Error: Formulario de contacto no encontrado.